La educación pública online plantea nuevos retos en las interacciones sociales. Tanto docentes como estudiantes deben acostumbrarse a comunicarse desde un computador o teléfono inteligente. 

Valeria Mota cursa en línea la nivelación de la carrera de Pedagogía de los Idiomas Nacionales y Extranjeros en la Universidad Estatal de Milagro (Unemi) junto  con 49 estudiantes. Afirma que físicamente no conoce a ninguno de sus compañeros y que con los docentes se comunica a través de la plataforma virtual o de redes sociales. 

“Tenemos un grupo de WhatsApp, correos electrónicos donde escribimos nuestras dudas. Con los compañeros  nos comunicamos en ese grupo para compartir ideas. Nos veremos al dar los exámenes finales”, dice. 

Para los docentes también representa un reto, asegura Ángel Maridueña, profesor de Economía de la Unemi: “La educación en línea es un poco más detallista porque hay que considerar que tenemos estudiantes tras cámaras, estamos en vivo. Hay actividades que no puedes hacerlas en el pizarrón y debes tener  mayor fluidez y claridad para que se entiendan”. 

Indica que los educadores crecen profesionalmente al  adaptarse a nuevas tecnologías, ya que “no es fácil pararte ante una cámara y explicar algo que antes lo hacías en un aula con un pizarrón. Fue un reto que lo asumimos con responsabilidad”. 

Oscary Zambrano, directora de la carrera de Derecho online de la Unemi, sostiene que este tipo de educación no es “de segunda” ni subsidiaria de la presencial. 

Es una modalidad que se va adaptando a los cambios de la sociedad actual que se  caracteriza por la innovación y el acceso a mayores tecnologías. Las modalidades virtuales a nivel global serán el paradigma que marcará a la educación superior en los próximos 20 años”, indica. 

   Mota dice que manejar la plataforma de la Unemi es fácil, ya que recibió una capacitación previa: “Todo el material se puede descargar. Es verdad que te obliga a ser responsable con tareas y el estudio, pero eso depende de cada estudiante”.  (I)

La educación en línea es una oportunidad y al salir las  primeras promociones y estas  apliquen lo aprendido se  incentivará al mercado”. Ángel Maridueña, docente de Unemi

La modalidad implica un nuevo paradigma que no todos comprenden: el autoaprendizaje. No podemos estar toda la vida presencialmente en la universidad”. Oscary Zambrano, de Unemi

Fuente: eluniverso.com