Conforme se acerca el fin de las vacaciones de verano, llega la hora de revisar la lista de útiles escolares.

A veces resulta sorprendente saber qué están comprando los consumidores este año.

Mientras los niños se preparan para regresar a clases, las familias planean gastar más que nunca en útiles.

Así lo indica una una encuesta de la National Retail Federation, que habló con unas 8,000 familias.

En promedio, los padres de estudiantes de kínder a 12 grado, esperan gastar unos $700 dólares.

La encuesta proyecta que las familias estadounidenses invertirán mayormente en ropa y accesorios.

Dispositivos electrónicos como computadoras, calculadoras y teléfonos están en segungo lugar en la lista.

Pues para los alumnos que van a la universidad, los electrónicos son muy populares.

Ellos esperan gastar unos $1,000 dólares en sus útiles incluso antes de regresar a la universidad.

Fuente: ny1noticias.com