divan-observador-por-Hernan-De-Oliveira

SOLO HAY UN BIEN: EL CONOCIMIENTO.

solo hay un mal: la ignorancia.

Sócrates

Continuando con el tema relacionado con las tecnologías de comunicación, ya hemos visto características de los usuarios; hemos visto algunas recomendaciones sobre su alfabetización en el hogar y hemos llegado a la siguiente interrogación: ¿qué hacer con estos aparatos cuando se está fuera de casa?

Del mismo modo como se han visto transgredidas las normas de su uso en la casa, la situación no mejora fuera de esta, y se observa gran cantidad de usuarios dedicados al uso del celular, la tablet o la laptop, en la calle, en el metro, transporte, la escuela, parques, restaurantes y paremos de contar cuántos lugares.

Unas palabras al respecto es que hay un balance a tener en cuenta: si por ejemplo deseamos compartir más tiempo con los familiares y amigos sin tener la interrupción de estos aparatos, una alternativa es que al encontrarnos solos (al salir a la calle) es una oportunidad para comprobar mensajes y responderlos, ya que sería un espacio íntimo por llamarlo de algún modo. Sin embargo, cuántas veces ocurre que se usa cuando se está en marcha, deteniéndonos porque nos sentimos desorientados, perdidos o hasta llegar a tropezar con postes o algo en el suelo. Allí es donde está lo inadecuado, sin mencionar que nos perdemos del ambiente, del paisaje, de lo cotidiano cuando usamos los equipos electrónicos fuera de casa.

Se recomienda:

  • En la escuela: se debe prohibir estrictamente el uso de celulares en el salón de clases y regular el uso de las tablets y laptops si fuese el caso de usarlo dentro del ámbito escolar. Se deben establecer consecuencias tangibles cuando se sorprende a algún alumno usándolo.
  • En la calle: por medidas de seguridad y por medidas de salud, es mejor elegir un sitio privado donde se pueda estar cómodo, para comprobar mensajes y/o navegar. Es natural que toda la atención se centra en el aparato por lo que perdemos noción de seguridad, siendo más proclives al robo. Al mismo tiempo, si estamos caminando, como ya dijimos anteriormente, en cuanto a desorientaciones y accidentes.
  • Restaurantes: en este contexto, tanto si se está acompañado o solo, es importante seguir la regla de casa; es decir, guardar el aparato para poder atender al interlocutor, y si se está solo, el efecto de comer y al mismo tiempo usar los equipos electrónicos genera perturbaciones en la regulación del metabolismo. Un ejemplo muy simple es que ocurre que hay personas que acaban de comer y no se dan cuenta de que terminaron y persiste la sensación de hambre por estar distraídas.

Esto por solo mencionar algunos lugares que, por supuesto, la lista se extiende con facilidad.

El sentido de este tema es dejar establecido que la alfabetización tecnológica tiene más que ver con educación, con consideración, con inteligencia emocional, que las personas y los vínculos son más importantes que los aparatos tecnológicos, asumir con hechos que estos equipos son herramientas para efectuar determinadas tareas, pero que llegaron a la sociedad sin ningún manual de uso más allá del propio equipo.