A pesar de los retos que plantea la enseñanza a distancia durante la pandemia, los sistemas de educación pública en Estados Unidos están creando más academias virtuales para dar servicio a las familias que consideran que la educación en línea es lo mejor para sus hijos.

La mayoría de los 38 departamentos de educación estatales que respondieron a una encuesta de Associated Press este verano indicaron que en el próximo ciclo escolar habrá más escuelas y programas virtuales permanentes.

La demanda de los padres responde, en gran medida, a la preocupación por el virus, pero también a la preferencia por la flexibilidad y la independencia que ofrece la enseñanza a distancia. Por otra parte, los distritos escolares están muy interesados en mantener la matriculación después de haber visto cómo los estudiantes optan por las escuelas virtuales, la educación en casa, las escuelas privadas y otras alternativas; una disminución que podría representar una menor financiación.

“Es el futuro”, dijo Dan Domenech, director ejecutivo de la Asociación Americana de Administradores Escolares.

“Puede que algunos de estos estados lo rechacen ahora, pero pronto tendrán que alinearse porque verán que otros estados lo hacen y comprobarán sus ventajas”.

Karen Strauss, de Nueva Jersey, perdió a su cuñado por la pandemia. Su hija adolescente, vacunada, volverá a clases presenciales, pero quiere que su hijo de 5 años se quede en casa, en Bridgewater, hasta que pueda vacunarse.

Según Strauss, su hijo ha sobresalido en sus estudios en línea bajo la dirección de sus profesores.

“Si lo mejor para ellos es aprender desde casa, ¿por qué no hacerlo? ¿Cuál es la razón, más allá de que la gente tiene miedo al cambio?”, dijo.

Los planes de los distritos escolares para programas virtuales a largo plazo y de tiempo completo -que habían estado creciendo de manera gradual- se dispararon durante la pandemia.

Los alumnos de las academias virtuales suelen recibir una educación por separado del resto de los estudiantes del distrito.

En Virginia, antes de la pandemia, la mayoría de los programas virtuales locales ofrecían cursos individuales sólo a los alumnos de los grados 6 a 12, y muy pocos, o ninguno, lo hacían de tiempo completo.

En el nuevo año escolar, 110 de las 132 divisiones escolares de la mancomunidad utilizarán Virtual Virginia, un programa estatal K-12 (de kínder a secundaria), para proporcionar parte o toda su educación virtual de tiempo completo, dijo el portavoz Charles Pyle.

Hasta ahora, 7.636 estudiantes se han inscrito de tiempo completo para el período de otoño, en comparación a los 413 en el año escolar 2019-2020, indicó.

Por otra parte, las autoridades del estado de Tennessee aprobaron 29 nuevas escuelas en línea para el año académico 2021-2022, lo que supone más del doble del número creado en la última década, dijo el portavoz Brian Blackley.

Colorado recibió dos docenas de solicitudes de escuelas en línea permanentes para un solo distrito, junto con seis solicitudes de escuelas en línea multidistritales permanentes, según el portavoz Jeremy Meyer, quien mencionó que las cifras son más altas en comparación con los años anteriores a la pandemia.

Minnesota también experimentó un aumento sustancial, con la aprobación de 26 nuevos proveedores en línea hasta julio, y 15 solicitudes aún pendientes.

En Nuevo México, las escuelas públicas de Río Rancho utilizaron fondos de ayuda federales para incorporar la academia SpaRRk para niveles K-5, totalmente a distancia.

Una encuesta reveló que casi 600 de los 7.500 padres de los alumnos estaban interesados en continuar con la modalidad virtual, incluidos aquellos que están más involucrados en la educación de sus hijos, dijo Janna Chenault, directora de mejoramiento de la escuela primaria.

“Tuvimos dudas sobre con qué grado empezar”, dijo Chenault, “pero algunos padres con hijos en el kínder estaban interesados y queríamos mantenerlos en nuestro distrito, así que será de kínder a 5º grado”.

Aunque la propagación de la variante delta y el aumento de las tasas de infección han dificultado el inicio del ciclo escolar, el presidente Joe Biden y los maestros de todo el país están alentando el regreso a las aulas, debido en parte a la percepción de que la educación a distancia fue deficiente para muchos.

Los resultados de las evaluaciones en Texas mostraron una disminución en el porcentaje de estudiantes que leen al nivel requerido, el cual se desplomó a los niveles más bajos desde 2017, mientras que los puntajes en matemáticas cayeron a su punto mínimo desde 2013. El declive se ha atribuido a los estudiantes a distancia.

Las evaluaciones de Luisiana también mostraron que los alumnos de las escuelas públicas que asistieron a clases presenciales durante la pandemia superaron a los que recurrieron a la enseñanza a distancia.

La investigación previa a la pandemia planteaba dudas sobre el rendimiento de las escuelas virtuales.

Un informe de 2019 del Centro Nacional de Políticas de Educación aseguraba que los datos estaban limitados por la disparidad en la presentación de reportes y rendición de cuentas, pero mostró que de 320 escuelas virtuales con calificaciones de rendimiento disponibles, sólo el 48,5% calificó como aceptable.

Sin embargo, Domenech dijo que las familias que buscan escuelas virtuales suelen tener hijos que son buenos estudiantes y se sienten limitados en las aulas.

“Se trata de autodidactas, estudiantes que ya lo están haciendo muy bien, quizá en el 10% más avanzado de sus grados, por lo que la educación a distancia es una gran oportunidad que les permite avanzar a su propio ritmo”, dijo.

Fuente: sandiegouniontribune.com

Si esta información te parece interesante, compártela con tus amigos.

También puede interesarte:

LEGO recicla botellas para sus nuevos ladrillos

kit imprimible para el regreso a clases

El juguete antiestrés de moda: POT IT

integramos-saberes-formamos-con-el-corazon