La serie de moda en Netflix «El juego del calamar» de la que todo el mundo habla. Se estrenó el mes pasado, pero ya ha batido todos los récords de audiencia y va camino de convertirse en la serie más vista en la historia de la plataforma de streaming.

El problema es que esta serie está triunfando también entre adolescentes y niños, que no dudan en recrear algunas de sus escenas en sus juegos y patios del colegio para asombro de padres, maestros y educadores.

Si todavía no has oído hablar de esta serie, o tu hijo te ha pedido verla porque todos sus amigos la ven, te interesa saber cuál es su trama y por qué no recomendamos que la vean los niños y preadolescentes.

‘El juego del calamar’ es una serie surcoreana con una trama aparentemente simple, que es quizá lo que puede llevarnos a pensar que es adecuada para adolescentes.

En ella, 456 personas desesperadas y ahogadas por las deudas son invitadas a participar en seis sencillos y aparentemente inocentes juegos (algunos incluso inspirados en juegos infantiles populares) con el propósito de ganar y ser premiados con una importante suma de dinero que enderezará sus vidas.

Pero lo que los participantes no saben hasta el momento de comenzar el primer juego es que se trata de una competición a vida o muerte en la que no hay segundas oportunidades, pues quien pierde lo paga con su vida.

Por qué no es una serie para niños y adolescentes

Es raro que a estas alturas no hayas escuchado hablar de la serie «El juego del calamar», pero si es así y quien primero te la descubre es tu hijo, debes saber que no se trata de una serie para niños ni preadolescentes, por mucho que tu hijo se empeñe en verla porque todos sus amigos la han visto.

Netflix la cataloga para mayores de 16 años, y aún así son muchos los expertos que piden precaución a los padres, pues no todos los chicos y chicas a esa edad presentan el mismo grado de desarrollo y madurez como para asimilar lo que la serie muestra.

Por eso, si no has visto la serie o tras ver el tráiler dudas sobre si será adecuada para tu hijo adolescente, te explicamos las razones por las que NO es una serie apta para menores:

1- En primer lugar, su contenido es de una gran violencia explícita.

Se muestran escenas sangrientas, de extrema violencia, impactantes y aterradoras que pueden herir la sensibilidad del espectador. Además, se juega con el factor psicológico del espectador, lo que puede llegar a generar sensaciones sumamente desagradables.

Pero no solo se trata de unas cuantas escenas perturbadoras o macabras, sino del nulo valor que tiene la vida humana y la naturalidad con que se asume la muerte violenta a manos de otras personas.

2- Los protagonistas de la serie no tienen segundas oportunidades ya que si pierden el juego, mueren.

Este mensaje es completamente opuesto a lo que debemos transmitir e inculcar a nuestros hijos; ya que la vida es un continuo proceso de aprendizaje en el que los errores son, precisamente, una oportunidad de aprender, mejorar y superarse cada día.

3- Los protagonistas de la serie tienen deudas económicas y buscan una solución fácil (o al menos eso es lo que creen en un principio): el juego como una forma rápida y cómoda de ganar dinero.

Pero a pesar de todo lo mencionado, cada vez son más los niños y adolescentes interesados en esta serie, o que incluso recrean los juegos infantiles que se muestran, pero dándoles un toque siniestro y macabro para asemejarse a la serie de ficción. También TikTok o Instagram se están llenando de vídeos virales protagonizados por jóvenes que tienen como argumento fragmentos de esta serie coreana.

Por su parte, algunas pastelerías están aprovechando el tirón de la serie para elaborar galletas similares a las que aparecen en uno de los capítulos, e incluso se cree que el característico mono rojo que visten los soldados podría convertirse en el disfrez estrella para este Halloween.

¿Qué hacer si mi hijo quiere verla?

Como acabamos de ver, cada vez son más los niños y adolescentes que están empezando a sentir atracción por esta serie. Si es el caso de tu hijo, estas son las recomendaciones que te sugerimos:

  • – Para empezar, es necesario que los padres nos responsabilicemos del contenido que nuestros hijos consumen, tanto cuando se trata de series o películas de televisión, como vídeos o contenido que puedan leer en Internet o redes sociales.

En este sentido, son varios los consejos que hemos dado en otras ocasiones sobre controles parentales o edades a las que los niños no deberían consumir cierto tipo de contenido. En este caso concreto, puedes acceder a la configuración por edad de Netflix para que en las búsquedas no se muestre esta serie.

  • Pregúntale qué es lo que le llama la atención de la serie, por qué tiene interés en verla y qué es lo que espera encontrar en ella.

Lo más probable es que únicamente quiera verla «para no quedarse fuera del grupo». Si esto es así, explícale la importancia de ser crítico, tener una opinión propia y no dejarse influenciar por las modas.

Esto es algo de lo que hemos hablado en otras muchas ocasiones; por ejemplo, con el tema de los retos virales que tan de moda están entre los adolescentes, y que en muchas ocasiones llegan a poner en peligro su vida o su integridad física.

  • – Si a pesar de ello tu hijo adolescente insiste en ver la serie o temes que pueda verla a escondidas si se lo prohibes, los expertos recomiendan que en estos casos les acompañemos en el visionado, siempre que cumplan la edad mínima recomendada y como padres consideremos que tienen la madurez suficiente para consumir semejante contenido, teniendo en cuenta todo lo que hemos mencionado.

Fuente: bebesymas.com

Si esta información te parece interesante, compártela con tus amigos.

También puede interesarte:

kit imprimible para el regreso a clases

Stickers escolares digitales

LEGO recicla botellas para sus nuevos ladrillos

integramos-saberes-formamos-con-el-corazon