La pedagoga italiana María Montessori,  modernizó la enseñanza desarrollando un particular método, conocido como método Montessori, el cual se aplicaría inicialmente en escuelas primarias italianas y más tarde en el mundo entero.

Este método consiste en fomentar la iniciativa y capacidad de respuesta de los niños a través del uso de materiales que se consiguen en casa.

La mayoría de las tareas del método Montessori se basa  en  actividades domésticas adaptadas a la edad de los niños. Al asignar estas tareas  los infantes desarrollan:

  • Responsabilidad
  • Seguridad en sí mismo
  • Autonomía
  • Colaboración
  • Trabajo en equipo
  • Coordinación motora
  • Motricidad fina
  • Experiencia sensorial
  • Entre otras

Basado en este método se elaboró la tabla Montessori para que los niños adquieran destrezas paso a paso y sin sobrepasar sus capacidades.

Hay que tener en cuenta que la tabla es una guía aproximada y que se puede adaptar de acuerdo a cada niño.

Lo ideal es comenzar desde lo más sencillo hasta llegar a las tareas propias para cada edad, es un proceso progresivo que debe realizar siempre con supervisión de un adulto.

Lo más importante al aplicar la tabla Montessori es no hacer de las tareas como una imposición. Debemos hacerlo de forma divertida, y aprovechar la oportunidad para estrechar lazos con los más pequeños y ofrecer un aprendizaje para la vida.

Tabla Montessori