Una de las preguntas más frecuentes que encontramos en nuestro buzón es ¿cómo inicio mis clases en línea?

Todo buen docente debe saber que el inicio de la clase es primordial para ganar la atención de nuestros estudiantes, así que es importante que prestemos especial interés en esta fase.

Entonces, la pregunta de muchos es cómo iniciar la clase cuando trabajo bajo la modalidad online;  así que hoy les traemos algunos tips que pueden ser de gran ayuda:

1- Preparación y bienvenida: Antes de comenzar con las clases en línea, adecúa el espacio desde el cual la trasmitirás. Procura que sea un lugar con buena iluminación (cerca de una ventana) y donde no transiten otras personas. Intenta conseguir un lugar con pared de fondo. Puedes ambientar tu espacio con elementos que consideres útiles y necesarios para las clases, evitando de este modo  la saturación visual.

Además, arréglate igual que si fueras a una clase presencial; recuerda que al encender la cámara para la clase online, las miradas de tus estudiantes estarán sobre tí y que no hay mejor forma de comenzar una clase que con un saludo y una sonrisa.

2- Familiarízate con la plataforma: Luego de tener el espacio físico para la clase, debemos  tener en cuenta  qué plataforma  utilizaremos. Conocer todas sus características y los beneficios que ofrece. Por ejemplo, es importante saber si la plataforma me permite compartir la pantalla, vídeos, audios, utilizar recursos digitales como  pizarras, ruletas,  tableros, entre otros.

Algunos recursos que te harán brillar en las clases online son:

Bitmoji:

Es una aplicación muy amigable con la que puedes crear tu propio avatar, darle las características que más se asemejen a tí y recrear escenas muy divertidas que a los niños les encantarán. Puedes descargarla en tu teléfono móvil y también puedes descargar la extensión para Chrome, la cual te permitirá utilizarla en tu computadora. Además puedes incluir tu Bitmoji en tus presentaciones y así darle un toque personal. Otra opción es darle vida al avatar con tu voz y algunos movimientos.

Si quieres aprender un poco más de Bitmoji, haz click AQUÍ

También puede interesarte: Haz hablar a tu Bitmoji

Jamboard:

Es una pizzara digital de la familia de Google. Es colaborativa y tus estudiantes pueden interactuar con ella durante la actividad en  que la utilices. Google Jamboard nos permite compartir imágenes, textos, notas adhesivas e  incluso puedes escribir utilizando la herramienta lápiz. Otro uso de esta aplicación es compartir láminas o infografías  y utilizar la herramienta láser para señalar cada aspecto que vayamos explicando.

También puede interesarte: Herramientas digitales para educación a distancia

Kahoot:

Es una herramienta digital que permite al docente crear juegos de cuestionarios para sus estudiantes y de este modo aprenderán jugando. Kahoot está disponible para dispositivos móviles y también tiene su versión para usar en la computadora.

Quizás pueda interesarte: Recursos y herramientas de organización y planificación

Wordwall:

Es una plataforma digital en la que puedes encontrar gran variedad de recursos para utilizar en línea o si deseas, crearlos a partir de sus plantillas. Con Wordwall puedes elaborar juegos de memoria, rompecabezas, ruletas, sopas de letras, tableros, laberintos, anagramas, entre otros.

Ya puedes descargar la Agenda Docente 2021-2022, click AQUÍ

Profe Social:

Es una red social para maestros y profesores. En Profe Social puedes conseguir muchisimos recursos digitales e imprimibles que harán los inicios de tus clases muy divertidos y dinámicos.

Si deseas registrarte en Profe Social, haz click AQUÍ.

2- Lo tradicional también tiene valor: si de plano la tecnología no es tu fuerte, entonces desempolva tus técnicas y  recursos tradicionales. Puedes iniciar la clase:

  • Cantando una canción y puedes apoyarte con el uso de algún instrumento musical  (real o elaborado con material de provecho).

Los juegos de palabras también son excelentes en esta fase de la clase. Los niños se divierten mucho respondiendo adivinanzas, cantando retahílas o diciendo  trabalenguas.

Los cuentos son un recurso que nunca fallan. Selecciona alguna historia que tenga que ver con el tema de tu clase y tendrás un gran inicio. Si no tienes un cuento del tema, lo puedes inventar e incluso lo puedes crear en conjunto con tus estudiantes, a ellos les encantará ser parte de ese proceso y de seguro obtendrán una historia muy divertida. No hay que olvidar que como docente debes dirigir y re-orientar el rumbo del cuento cada vez que  sea necesario.

Si quieres video-cuentos para tus clases, visita la sección TE CUENTO UN CUENTO. 

Los títeres son grandes aliados: ya sea como invitados especiales a la clase o como protagonistas de algún cuento, los títeres son otra gran opción, sobre todo para los estudiantes más pequeñitos. Si no tienes alguno en tu cajón de recursos, en internet podrás encontrar gran variedad de videos tutoriales para elaborarlos incluso con materiales reciclados.

Si esta información te parece interesante, compártela con tus amigos. Y si requieres asesorías para tus clases, has click AQUÍ

integramos-saberes-formamos-con-el-corazon