Cómo aprender a través del juego

Ya conoces nuestros servicios?

Publicidad

El juego es el trabajo de la infancia, como dijo el famoso psicólogo Jean Piaget. Los niños aprenden jugando habilidades motrices, lingüísticas, matemáticas, sociales y emocionales que les servirán para toda la vida. El juego también estimula la creatividad, la imaginación y la curiosidad de los niños, que son fundamentales para la innovación y el aprendizaje en el siglo XXI.

Pero, ¿cómo podemos ayudar a los niños a aprender a través del juego? Aquí te damos algunas recomendaciones:

  • Ofrece oportunidades y espacios para jugar. Los niños necesitan tiempo y espacio para jugar libremente, sin presiones ni interrupciones. Busca lugares seguros, cómodos y variados donde los niños puedan moverse, manipular objetos, crear, fantasear y socializar. También puedes proporcionarles materiales y juguetes que estimulen su interés y su imaginación, como bloques, plastilina, disfraces, libros, instrumentos musicales, etc.
  • Respeta el ritmo y los intereses de los niños. Cada niño tiene su propio estilo y preferencia de juego. Algunos son más activos, otros más tranquilos; algunos prefieren jugar solos, otros en grupo; algunos eligen juegos más estructurados, otros más libres. Lo importante es que los niños puedan elegir lo que quieren jugar y cómo quieren jugar, sin imponerles nuestras expectativas o criterios. Déjalos que sean los protagonistas de su juego y que lo disfruten a su manera.
  • Participa en el juego de los niños. Jugar con los niños es una forma de demostrarles nuestro afecto, nuestra atención y nuestro respeto. También es una oportunidad para conocerlos mejor, para compartir experiencias y para aprender juntos. Podemos jugar con los niños siguiendo sus iniciativas, sus reglas y sus roles, sin dirigir ni controlar el juego. Podemos hacerles preguntas abiertas, escuchar sus respuestas, elogiar sus logros, ayudarles a superar sus dificultades y divertirnos con ellos.
  • Fomenta el juego social. El juego social es aquel que implica la interacción con otros niños o adultos. A través del juego social, los niños aprenden a comunicarse, a cooperar, a negociar, a resolver conflictos, a respetar y a empatizar con los demás. Para favorecer el juego social, podemos ofrecer a los niños oportunidades para jugar con otros niños de su edad o de diferentes edades, con diferentes habilidades y características. También podemos enseñarles a los niños estrategias para iniciar, mantener y terminar el juego de forma positiva, como saludar, presentarse, invitar, pedir, compartir, turnarse, agradecer, etc.
  • Integra el juego en el aprendizaje. El juego no es solo una forma de ocio, sino también una forma de aprender. Podemos aprovechar el juego para introducir, reforzar o ampliar los contenidos y las competencias que queremos que los niños aprendan, ya sea en el ámbito escolar o familiar. Por ejemplo, podemos usar juegos de mesa para practicar el cálculo, la lectura o el razonamiento lógico; podemos usar juegos de rol para trabajar la expresión oral, la comprensión lectora o el conocimiento del medio; podemos usar juegos creativos para desarrollar la escritura, el dibujo o la música. Lo importante es que el juego sea divertido, desafiante y significativo para los niños.

El juego es una de las mejores formas de ayudar a los niños a aprender, porque les permite desarrollar todo su potencial de forma natural, placentera y autónoma. Como adultos, tenemos la responsabilidad y el privilegio de acompañar a los niños en su juego, de apoyarlos, de estimularlos y de aprender de ellos. Jugar con los niños es una inversión en su presente y en su futuro, y también en el nuestro.

Si esta información te parece interesante, compártela con tus amigos.

También puede interesarte:

Juegos para mejorar la concentración de los niños

Beneficios del juego para los niños

Cómo estimular el cerebro para promover el aprendizaje

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad